Lara Sansón – El talento andalúz

La violinista Lara Sansón, de Cádiz, nos deleita con su espectacular actuación en el programa de televisión Tierra de Talento, de Canal Sur. Ella ha sabido mostrar al público y al jurado la gran versatilidad que ofrece el violín interpretando obras musicales de muy diferentes estilos.

Lara comenzó sus estudios musicales a la edad de 9 años y, desde entonces, ha viajado y actuado por todo el mundo. Tanto como solista como en grupos de música de cámara y orquestas, Lara ha participado en festivales musicales en Francia, Italia, España, Eslovaquia y EEUU. 

Actualmente, Lara es Concertino en la Orquesta Bética de Cámara (Sevilla), labor que desempeña en conjunto con su puesto de primer violín en la Orquesta Sinfónica Pop del Soho, de Antonio Banderas (Málaga).

Ya estamos impacientes por ver las siguientes actuaciones de Lara y saber qué nos tiene preparado. El próximo sábado día 17 de julio a las 22:00 h. (CEST) se emitirá la edición final del programa Tierra de Talento.

El vibrato – consejos útiles

¿Qué es exactamente el vibrato de violín? El vibrato es una ligera fluctuación en el tono que se usa para crear una calidez o riqueza de sonido. En el violín, es una técnica de mano izquierda; el efecto se produce moviendo el dedo, la muñeca o el brazo. Puedes usar el vibrato para agregar emoción a la música.

Hay tres tipos principales de vibrato de violín: vibrato de brazo, vibrato de mano o de muñeca y vibrato de dedo. Para obtener el mejor sonido, es común una combinación de los tres tipos de vibrato de violín. Muchos intérpretes avanzados utilizan una combinación de cada tipo en algún momento para obtener un vibrato óptimo y altamente eficiente. Un violinista profesional puede cambiar entre usar el brazo o la muñeca según la emoción, la intensidad y el estilo de la música.

Aprender el vibrato para cualquier instrumento de cuerda es un gran paso.  El vibrato agrega plenitud, color rico y variedad a tu interpretación, pero también es muy difícil de aprender y lento de dominar.

Vibrato de brazo

El vibrato del brazo se crea solo con el brazo. A diferencia de otros tipos de vibrato, este tipo es mucho más lento y amplio. Es ideal para una obra de violín lenta o de estilo barroco. Usar solo el brazo para vibrato produce un sonido más lento y amplio. 

Vibrato de mano (muñeca)

La mano es impulsado por el movimiento de la muñeca. Normalmente, el movimiento es rápido y es la técnica de vibrato ideal para añadir estilo a una obra. La mayoría de los violinistas comienzan a aprender a tocar vibrato usando este tipo antes que los demás. En comparación con otros tipos de vibrato, el vibrato de muñeca es más rápido y menos profundo. Se usa para lograr un sonido intenso o crear una sensación viva y colorida en una obra de ritmo rápido.

Vibrato de dedo

El vibrato de dedos es la idea clásica de agitar las cuerdas del violín. Es ideal para lograr intensidad y timbre en lugar de cambios de tono. Básicamente, eliges entre el segundo o el tercer dedo para rodar a lo largo de la cuerda y volver a su posición vertical normal. A pesar del nombre, moverás toda la mano y, a veces, la parte superior del brazo para crear esta forma de vibrato.

Aprender el vibrato de violín

Todos somos diferentes; es posible que tardes unas semanas o unos meses en desarrollar tu vibrato. Acelerar el proceso provoca tensión e incomodidad, haciendo que el resultado final sea menos satisfactorio. Dale a tu mano el tiempo que necesita para desarrollar cada paso y sigue ejercitando incluso los simples calentamientos después de que tu vibrato esté establecido. Los violinistas que pueden vibrar después de un corto período de práctica no necesariamente terminan con un vibrato que suena mejor que los músicos que necesitan meses de preparación y práctica.

Paso 1. Asegúrate de que tu mano, muñeca y brazo izquierdos estén completamente relajados. Practica esto moviendo lentamente la mano y el brazo hasta el cuello del violín hacia el cuerpo del violín y de regreso. Una posición adecuada del hombro es aquella en la que el instrumento se apoya en la clavícula y está relativamente paralelo al piso. Debes poder sostener el instrumento sin la ayuda de la mano izquierda durante breves períodos de tiempo. Todas las articulaciones desde el hombro hasta la yema del dedo deben ser flexibles. Cada persona es diferente, por lo que es posible que se requieran adaptaciones para encontrar la posición correcta para cada individuo.

Paso 2: agrega otro dedo. Cuando el movimiento se sienta cómodo, coloca un segundo dedo en la cuerda. Cuando te sientas cómodo, intenta colocar tu mano en la tercera posición. Elige qué dedo quieres sujetar de la cuerda. Tu palma debe descansar cerca del cuerpo del violín para brindar apoyo. Usa tu muñeca para crear un movimiento de ida y vuelta lento, amplio y relajado sin arco. Asegúrate de que tu mano esté estable y solo mueve tu mano hacia atrás para hacerla volver a su posición original. Practica a diario hasta que puedas incorporar los cuatro dedos en las cuatro cuerdas. Muchos estudiantes dicen que el segundo y tercer dedo son fáciles, mientras que el primero y el cuarto son difíciles.

Observa cómo el instrumento suena como una sirena de camión de bomberos. Este sonido es perfectamente normal durante este ejercicio. También puedes completar una práctica similar sin el violín con una pequeña pelota antiestrés de goma. Sosten el objeto y practica el movimiento que necesitas para el vibrato moviendo la mano hacia atrás desde la muñeca y luego hacia adelante. Todos los estudiantes deben realizar este ejercicio durante al menos un par de minutos antes de cada práctica, o para obtener los mejores resultados, todos los días. Continúa trabajando en el ejercicio durante algunas semanas antes de intentar pasar a los otros pasos. 

2. La mano izquierda debe estar equilibrada y libre de tensión. Generalmente hay tres puntos de contacto en la izquierda. La articulación de la base de los nudillos del dedo índice de la mano izquierda es generalmente el primer punto de contacto. Las diferencias en el tamaño de la mano pueden imponer un punto de contacto ligeramente más alto o más bajo que la articulación de los nudillos de la base, según el individuo. El objetivo final es que los dedos de la mano izquierda creen una forma de caja que luego permitirá que se flexione la primera articulación de los nudillos. El segundo punto de contacto es la yema del dedo. El tercer punto de contacto es el pulgar. Las recomendaciones de los profesores y los artistas con respecto a la ubicación del pulgar varían. El elemento más importante es que el pulgar está suelto a través de las articulaciones hasta la muñeca.

3. Puedes empezar con las actividades de pre-vibrato durante el primer año de instrucción. Las actividades de pre-vibrato pueden comenzar mientras se desarrolla el marco de la mano izquierda. Haz un círculo con el dedo índice y el pulgar, e intenta enderezar y doblar la primera articulación de los nudillos. Este ejercicio debe repetirse con cada dedo. 

4. Transfiere los nudillos flexibles al instrumento. El diapasón de violín proporciona una excelente guía física para que puedas practicar una articulación flexible del primer nudillo antes de vibrar en la cuerda. Alinea la mano izquierda en el cuerpo del instrumento de modo que el dedo que está practicando toque ligeramente el cuello y la uña esté mirando hacia el puente. El diapasón del violín evita que la mano  se tuerza y ​​guía el dedo hacia adelante y hacia atrás. 

5. Desengancha el nudillo de la base del dedo índice. La articulación de la base del dedo índice debe soltarse del costado del instrumento antes de vibrar por dos razones: 1) Desenganchar el dedo índice permite que exista un pequeño espacio entre el dedo índice y el cuello del instrumento para que el la mano puede “saludar”. 2) Abrir la articulación del pulgar de la mano libera la mano de tensión para que pueda “agitarse” suavemente.

6. Realiza un movimiento hacia adelante y hacia atrás. Aunque la investigación muestra que el tono del vibrato del violín no es exclusivamente del tono y por debajo, los ejercicios que promueven este movimiento son muy efectivos al enseñar vibrato y deben incluirse en el plan de estudios. Muchos ejercicios anotados ilustran una oscilación que se origina desde el tono previsto hasta un semitono por debajo. Ejercicios como estos son importantes ya que promueven la flexibilidad en la primera articulación de los nudillos. Al combinar este ejercicio de aplanamiento con un movimiento hacia adelante, podrás combinar ambos aspectos del movimiento de vibrato. T

7. Combina el movimiento hacia adelante y hacia atrás en un solo movimiento. Haz el movimiento de ‘pulir tus cuerdas’. Con el pulgar en el talón del cuello, coloca el segundo dedo directamente sobre el pulgar sin ningún peso en la cuerda y mueve la mano desde la muñeca para que el segundo dedo se mueva hacia adelante y hacia atrás alrededor de la ubicación del pulgar. Debes comenzar con un movimiento amplio que se haga más pequeño hasta que estén simulando un movimiento de vibrato. Repite esta actividad con los cuatro dedos. 

8. Simula el movimiento del vibrato en el aire. La combinación de los movimientos de la mano izquierda y derecha puede resultar incómoda al principio porque las manos realizan dos movimientos muy diferentes. La independencia de la mano izquierda y la mano derecha es importante; específicamente, el violinista debe poder ejecutar un movimiento de arco suave mientras vibra la mano izquierda.