El violín en el tango argentino

Según estudios se cree que el tango como género musical tiene su origen en las danzas «tanga» provenientes de Africa. Más tarde, se relaciona a la danza habanera afro-cubana, propia del s. XIX. Estas danzas son extendidas desde Cuba y Africa hasta Europa y gracias a ello el tango comienza a formar parte del folclore de diferentes zonas. Algunos tipos de tango que se encuentran entonces son el tango andaluz o tango flamenco, la milonga, la zarzuela, la polka o incluso el vals.

Durante el s. XIX, los emigrantes europeos que llegan a Argentina y Uruguay portan consigo además de sus instrumentos musicales (entre ellos el violín), también la herencia musical del tango, para transformarlo en el género que conocemos hoy en día. No obstante, el tango fue rechazado e incluso prohibido a finales del s. XIX y no es hasta el año 1915 que el tango comienza a ser bien aceptado, gracias a la clase burguesa de Francia, que tenía mucho interés en este tipo de música tan sensual y hermosa.

El violín siempre estuvo presente, siendo una parte esencial del sonido del tango argentino. Además, los violinistas de tango introdujeron técnicas de sonido innovadoras hasta el momento que incluían golpes de arco y todo tipo de percusiones sobre el instrumento, como por ejemplo:

Cepillo Con el arco sobre el diapasón, debes realizar un movimiento en un ángulo de 90 grados hacia el puente. Obtienes una especie de sonido de cepillado de rascado que puedes usar para iniciar acordes y notas rítmicas.

Tambor Esta es una forma de pizzicato donde los dedos de la mano izquierda se colocan de manera diferente. Pones el segundo dedo de la mano izquierda en la cuerda re donde normalmente tocas sol# pero colocas el dedo de modo que el borde carnoso esté cerca de la cuerda sol. Luego, toca la cuerda sol con bastante fuerza y ​​la cuerda debe rebotar en su dedo creando un sonido seco similar al de un tambor. No deberías escuchar armónicos ni notas. Debe estar totalmente seco.

Látigo Es una especie de glissando ascendente rápido que a menudo termina en un armónico. A menudo cubre la longitud del diapasón. También puedes hacer unos cortos en dirección descendente que comiencen en lo alto de las cuerdas E o A.

Sirena Tocas dobles cuerdas, comienzas alto y haces un glisando amplio y lento hacia abajo.

Golpe de Caja Golpear la caja, siendo la caja el cuerpo de su instrumento. A menudo se usa en el bajo y el violonchelo y también es posible en el violín. Puedes golpear en una variedad de formas diferentes, con el pulgar, los nudillos, la palma de la mano. Cada uno produce un sonido diferente.

Chicharra Esta técnica es cuando tocas el hilo de color en la cuerda detrás del puente. Asegúrate de que el arco tenga suficiente resina y coloca el talón del arco en la cuerda para hacer un sonido de percusión áspero. A se usa para acompañar el ritmo.

Pizzicato de banjo o Pizzicato triple

Usando tres dedos de la mano derecha (corazón, anular y meñique) realizas un pizzicato rápido parecido al que se hace al tocar la guitarra

Pizzicato de milonga Esto se usa solo en milongas y se toca pizzicato en las cuerdas detrás del puente.

Strapata Esta técnica sería solo para contrabajo y chelo, ya que no funciona bien con las cuerdas más cortas del violín y la viola. Toca las cuerdas con el arco a mucha velocidad, ya sea con las cerdas o col legno y hazlo rebotar, cerrando la mano hacia abajo sobre las cuerdas al final para crear un sonido de batería tipo redoble

Crujido de espalda Esto es cuando presionas el arco hacia abajo en la parte posterior de tu instrumento y haces rodar la madera del arco sobre las cerdas de un lado a otro. Suena como si algo se estuviera agrietando y rompiendo. No hace ningún daño al violín, solo deja un poco de resina en la parte posterior que se puede limpiar.

Arrastre Esta es una técnica muy utilizada por el piano y el bajo. Es básicamente una especie de efecto que se usa principalmente con sincopas para exagerar su efecto. Colocas el arco y los dedos más abajo que la nota en la que quieres terminar y deslizas ambos juntos hacia arriba creando una especie de sonido crujiente y brillante que terminas con un acento. Esto es utilizado por todas las bandas de tango.

Chirrido brasileño Este sonido se parece al chirrido que produce un tipo pequeño de tambor brasileño. Colocas las yemas de los dedos en la parte posterior de tu violín o violonchelo y con un movimiento rápido los llevas hacia ti a lo largo de la parte posterior del instrumento. Si tus dedos están demasiado secos, no funcionará.

Glissandos no clásicos En el tango, el uso del glissando es parte del lenguaje expresivo. Algunos de los violinistas más famosos del tango, utilizan más de 12 tipos diferentes de glissando en una sola frase. Puedes ser realmente creativo con esto y no hay reglas estrictas.

Articulación Una gran parte de lo que hace que el tango sea tango es la forma en que articulas las notas. Los músicos de tango son muy precisos en esto y tienen un marcato especial corto y percusivo tocado justo en el talón que imita el sonido del bandoneón. Lo contrario es legatos largos, con fraseos de tresillos y una forma de rubato, llamada fraseo, que literalmente baila alrededor del ritmo, empujando hacia adelante y tirando hacia atrás. Este tipo de fraseo es muy importante en las melodías de tango. Piazzolla fue un maestro en esto.

Emoción El elemento más importante de un gran tango es tocar con un 110% de emoción. Si no te involucras de lleno con tu mensaje y música, los tangueros lo sentirán y se quedarán fríos. Esta música representa tanto para la gente de Argentina y para los que bailan el tango que serás desairado si la tocas con poco entusiasmo. Como dicen los músicos de tango, no te molestes en subirte a ese escenario si no estás preparado para dar todo lo que tienes. Debes hablar desde tu corazón.

Libertad Aunque el tango tiene algunas reglas estilísticas, es música popular y por eso siempre hay un espacio creativo para que aportes tus propias ideas. Los solos que obtienes en los tangos son un momento en el que tienes que encontrar tu voz, puedes agregar todo tipo de cosas, desde cadencias de tipo clásico hasta licks de jazz.

Al adentrarnos un poco más en el tango argentino, podemos comprender con facilidad cómo es que son tan pocos los violinistas clásicos que se atreven con este género tan especial. El tango exige mucha pasión y sentimiento a la hora de interpretar, además de un sonido bello.

Astor Piazzolla

Y no podemos hablar del violín en el tango sin mencionar al músico y compositor Astor Piazzolla. Nacido en Argentina de inmigrantes italianos, Piazzolla (1921-1992) pasó parte de su juventud en Little Italy en Manhattan, donde escuchó la colección de discos de orquesta de tango de su padre y estudió con la pianista clásica húngara Bela Wilda (estudiante de Rachmaninoff). Inspirado por el tango innovador del compositor y violinista argentino Elvino Vardaro, el jazz y la música de concierto estadounidenses, y con la formación de su propia Orquesta Típica, Piazzolla revolucionó el tango en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Pero su camino no siempre estuvo claramente dirigido en la dirección del tango. Piazzolla viajó a París a principios de la década de 1950 para estudiar composición clásica con la legendaria pedagoga Nadia Boulanger. Fue ella quien lo animó a explorar su verdadera voz en el tango.

Después de escuchar al saxofonista de jazz estadounidense Gerry Mulligan, Piazzolla compuso y grabó una serie de nuevos tangos con la Orquesta de Cuerdas de la Ópera de París. Cada vez más, su música comenzó a mezclar tango, jazz y componentes sinfónicos.

Piazzolla transformó el tango mezclando jazz e influencias sinfónicas para crear instrumentales complejos. Pese a que en un principio no fue bien aceptado en su tierra natal, Astor Piazzolla es en la actualidad uno de los autores de tango más reconocidos, además de haber compuesto los geniales 25 tangos para violín y piano.

Para finalizar, veamos algunos de los violinistas de tango argentinos más populares:

Mario Abramovich – violinista y compositor

Antonio Agri – violinista y compositor

Alfredo Gobbi – violinista y compositor

Elvino Vardaro – violinista y compositor

Viajar en avión con un violín – lo que debes saber

Llega la hora de las vacaciones y quizás toque tomar un avión. Si estás planeando un viaje y vas a llevar tu violín contigo, hay varias cosas que debes saber antes de subirte a un avión, pues existen una serie de requisitos que las compañías aéreas exigen para transportar instrumentos musicales en la cabina.

Es importante que el violín, al igual que los demás instrumentos musicales, viaje en la cabina del avión y que no vaya en la bodega como el equipaje facturado, pues podría sufrir numerosos golpes y quedar dañado.

Generalmente, la mayoría de las empresas aceptan pequeños instrumentos musicales como equipaje de mano. No obstante, otras pueden negarse y algunas incluso te pedirán que pagues una tarifa adicional. Este suele ser el caso de las empresas de bajo coste. Si viajas con un violonchelo o un contrabajo, quizás te pidan que reserves un segundo asiento en el que se colocará tu instrumento. Las empresas utilizan 2 elementos para determinar el tipo de instrumento musical que se puede llevar en cabina como equipaje de mano: Las dimensiones de la caja (no del instrumento)  y el peso total de la caja.

A continuación, algunas de las especificaciones de varias compañías aéreas europeas:

Wizz Air: El tamaño máximo permitido del instrumento musical es 80 x 40 x 23 cm (incluida la funda). Si el instrumento no supera las medidas de 55 x 40 x 23 cm y el peso de 10 kg, la política de equipaje de Wizz Air permite transportarlo como equipaje de cabina facturado en lugar de la maleta con ruedas (solo con el servicio Wizz Priority). 

Ryanair: Pese a que indiquen que pueden llevarse instrumentos que no superen las medidas de equipaje de mano, para el caso de un violín, seguramente deberás comprar un asiento adicional para que pueda ir contigo

Vueling: Al considerarse los instrumentos musicales como equipaje especial, lo más probable es que debas comprar un asiento adicional, ya que las medidas de equipaje de mano son 40x20x30 cm y una segunda pieza adicional de 55x40x20 cm

Iberia: Permite llevar instrumentos musicales en la cabina como equipaje de mano, siempre que no superen las medidas de 30x120x38 cm

Easyjet: Permite llevar instrumentos musicales en la cabina, siempre que no superen las medidas de 30x120x38 cm

Air Europa: Los instrumentos musicales pueden ser equipaje de mano siempre que no superen los 115cm. 

Euro Wings: Los violines pueden ir a bordo como equipaje de mano, incluso si superan «levemente» las medidas de 55 x 40 x 23 cm. 

Air France: Los instrumentos de menos de 115 cm sumando sus lados, pueden ser transportados como equipaje de mano en cabina.

British Airways: Se permiten llevar instrumentos musicales en la cabina con medidas no superiores a 80 X 45 X 25 cm

Aer Lingus: Se permiten instrumentos en la cabina que no superen las medidas de 55cm X 40 cm X 24cm

Requisitos de compañías aéreas latinoamericanas:

Aerolíneas Argentinas: Permiten los instrumentos musicales que no superen la longitud máxima de 80 cm

Areoméxico: Permiten los instrumentos musicales que no superen un perímetro máximo de 115 cm.

Avianca: Permiten los instrumentos musicales que no superen las medidas de equipaje de mano, que son de45 cm x 35 cm x 25 cm y 55 cm x 35 cm x 25 cm, según la tarifa que adquieras.

Requisitos para viajar en avión con un violín en E.E. U.U.:

American Airlines: Pese a que la compañía permita transportar instrumentos sin especificar medidas, es posible que puedan confiscar en la aduana *elementos como el marfil o la concha de tortuga que puedan tener los instrumentos antiguos.

Asegúrate siempre de indicar a la compañía aérea con la que viajes que vas a llevar un violín para que puedan proporcionarte la información correcta antes de viajar.

*Evitar que te confisquen el arco

Si es posible, viaja con un arco que no contenga marfil, ni caparazón de tortuga, ni madera de pernambuco. Si tu arco no contiene elementos prohibidos, no necesita documentos especiales. Sin embargo, para estar seguro, puedes solicitar al fabricante un documento de «declaración de materiales». 

¡Buen viaje!

 

Tamaño de un violín – ¿Cuál escoger?

Generalmente, los violines profesionales para adultos cuentan con unas medidas específicas y forman parte de la categoría de tamaño de violín 4/4. De este modo, los violines de medidas menores o más pequeños que 4/4, podrían clasificarse en las siguiente tabla de medidas:

Tamaño del violín        Longitud del brazo                         Edad estimada
1/32                    Menos de 14 pulgadas                               2 ó 3 años
1/16                   14 a 16.5 pulgadas/35-38 cm                      3 a 5 años
1/10                   16.5 a 17 pulgadas /39-42 cm                     4 a 5 años
1/8                     17 a 17.5 pulgadas /43-46 cm                     5 a 6 años
1/4                     17.5 a 19.5 pulgadas /47-51 cm                  6 a 7 años
1/2                     20 a 22 pulgadas  /52-56 cm                      7 a 9 años
3/4                     22 a 23 pulgadas /57-60 cm                       9 a 12 años
4/4                     23 pulgadas y más /más de 60 cm              de 13 años en adelante

Cómo determinar qué tamaño de violín necesitas – Tamaño del violín basado en la longitud del brazo

La forma más precisa de elegir el tamaño de violín adecuado es usar la longitud del brazo del violinista como guía. Con una cinta métrica, puedes medir el lado izquierdo del cuello del violinista hasta la palma de su mano izquierda. El brazo del violinista debe estar estirado y no doblado por el codo. Luego puedes medir desde el lado izquierdo del cuello del violinista hasta la muñeca. Estas medidas se pueden utilizar como guía para elegir el tamaño de violín adecuado. 

Una vez que hayas tomado estas medidas y las hayas comparado con la tabla anterior, puedes usar el instrumento para descifrar aún más si el tamaño es apropiado o no. El violinista debe sostener el violín en su hombro izquierdo (como lo haría normalmente) y extender su mano. Si la mano del músico puede curvar cómodamente los dedos alrededor de la voluta, con una ligera flexión en el codo, entonces este sería el tamaño de instrumento adecuado para él. Si su brazo está completamente extendido, entonces el instrumento es demasiado grande. Si su brazo está demasiado doblado a la altura del codo, entonces el violín sería demasiado pequeño para ellos. 

 

Obviamente, tendrás que comprar un arco, una almohadilla y un estuche cuando compres tu nuevo violín.  Los arcos y estuches deben coincidir con el tamaño del nuevo violín. Por lo tanto, si compras un violín de 1/4 de tamaño, su estuche y arco también deben ser de 1/4 de tamaño. Muchas veces, el arco y el estuche vendrán con el violín, especialmente si son modelos más económicos destinados a los jóvenes. Sin embargo, a veces tendrás que comprarlos por separado.

Violines de tamaño 1/32 (más pequeños)
Estos son los violines de tamaño más pequeño que encontrarás en el mercado. Por lo general, estos violines son para los estudiantes más pequeños, alrededor de los 2 ó 3 años. A los estudiantes tan jóvenes les resultará muy difícil sostener el violín en el hombro durante un largo período de tiempo, debido a esto, los violines 1/32 son extremadamente livianos. Tienen el tamaño perfecto para que los niños muy pequeños practiquen cómo sostener el violín.

Violines de tamaño 1/16
El siguiente tamaño es el instrumento de tamaño 1/16. Este tamaño sería perfecto para jóvenes estudiantes de entre 3 y 5 años. Su tamaño es de alrededor de una pulgada más grandes que el violín de tamaño 1/32. 

Violines de tamaño 1/10
El siguiente tamaño es el violín de tamaño 1/10. Solo un poco más grande que el instrumento de tamaño 1/16, este tamaño sería perfecto para un niño de alrededor de 4 ó 5 años que sea demasiado grande para tocar un violín de tamaño 1/16.

Violines de tamaño 1/8
Los violines de tamaño 1/8 son solo una pulgada más grandes que el instrumento de tamaño 1/10. Sin embargo, esta pulgada marcaría una gran diferencia para el estudiante. Por lo general, este tamaño se adaptaría a un niño de alrededor de 5 ó 6 años.

Violines de tamaño 1/4
Los violines de tamaño 1/4 se adaptan a los violinistas de alrededor de 5 a 7 años. El violín de tamaño 1/4 es uno de los tamaños más populares para empezar a tocar, ya que muchos niños comienzan a aprender a tocar el violín entre estas edades. Los violines de tamaño 1/4 son dos pulgadas más grandes que los instrumentos de tamaño 1/8.

Violines de tamaño 1/2
El siguiente tamaño es el violín de tamaño 1/2. Estos violines serían los mejores para músicos de entre 7 y 9 años.

Violines de tamaño 3/4
El siguiente tamaño, y el más cercano a un instrumento de tamaño completo, es el violín de tamaño 3/4. Esto sería adecuado para niños entre las edades de 9 a 12 años, dependiendo de su altura y longitud del brazo.

Violines de tamaño 4/4 (tamaño completo)
Ahora hemos llegado al violín de tamaño completo. Por lo general, los violinistas que se han desarrollado a través de cada tamaño y tienen alrededor de 13 años o más comenzarán a usar este tamaño. Este tamaño también es el más adecuado para violinistas adultos. Como este es el violín de mayor tamaño en el mercado, ¡no tendrás que preocuparte por comprar más tamaños después de este!

¿Cuándo debe pasar al siguiente tamaño?

Esta es una pregunta común que muchos tendrán al comprar su nuevo violín. Los niños, especialmente, crecen rápidamente y, por lo tanto, se adaptarán a su violín más rápido que un adulto. Su maestro será de gran ayuda para determinar cuándo el niño debe pasar a un tamaño más grande, ya que podrán deducirlo del desarrollo técnico de los estudiantes. Aplicando las mismas reglas de medición que hemos mencionado anteriormente, te asegurarás de saber exactamente si tu hijo necesita un violín más grande o no.

Lo más importante es que el violinista esté tocando el violín que le resulte más cómodo. A veces, si un músico se salta un tamaño, necesitará más tiempo para adaptarse al instrumento más grande. Por eso, nunca cambie el instrumento de su hijo antes de un examen o recital importante. Permita que el estudiante se acostumbre realmente al instrumento más grande antes de tocar durante algunas semanas. Siempre es bueno consultar con el profesor antes de tomar esta decisión ya que, como hemos mencionado anteriormente, el profesor tendrá una mejor idea del desarrollo del alumno.

Al elegir el tamaño de violín más apropiado para ti o para tu hijo, te asegurarás de que el instrumento sea más cómodo para tocar y que el desarrollo musical no se vea afectado por el instrumento. 

Armónicos

 

Los armónicos de violín son sonidos que se oyen muy puros y airosos. Podemos definir un sonido armónico como una especie de insinuación. Cuando se emite un sonido, éste puede crear varios tonos en diferentes longitudes de onda, también llamados sobretonos. Las insinuaciones son los tonos que tienen frecuencias más altas que el tono más bajo del sonido emitido. Se denomina armónico cuando la frecuencia de la insinuación es un múltiplo de número entero de la frecuencia fundamental.

Sobretono es un término generalmente aplicado a cualquier onda estacionaria de mayor frecuencia, mientras que el término armónico se reserva para aquellos casos en los que las frecuencias de los sobretonos son múltiplos enteros de la frecuencia de la fundamental. Los sobretonos o armónicos también se denominan resonancias. En el fenómeno de la resonancia, un sistema que vibra a alguna frecuencia natural está sujeto a vibraciones externas de la misma frecuencia; como resultado, el sistema resuena o vibra con una gran amplitud.

Los armónicos se logran tocando suavemente la cuerda del violín con un dedo de la mano izquierda mientras realizas un golpe de arco normal con la mano derecha.

Otra palabra para armónicos de violín es «flageolet». Una flageolet es una flauta de madera que produce un sonido similar al de un silbido. Las notas armónicas de un violín suenan de manera similar a esta flauta. Además de que los armónicos son una de las técnicas básicas, también son algunos de los sonidos más hermosos que puede producir un violín. 

Existen dos tipos de armónicos; los naturales y los artificiales.

Armónicos naturales:

Al colocar tu dedo suavemente sobre la cuerda en uno de los puntos armónicos sin pisar la cuerda con otro dedo, estarás tocando un armónico natural. La cuerda vibra entre la cejilla y la punta de tu dedo y entre la punta de tu dedo y el puente.

Cada cuerda tiene 4 notas armónicas naturales:

1- Una octava por encima de la cuerda al aire
En la cuerda G, esta sería la G una octava más alta, como la que toca con el tercer dedo en la primera posición en la cuerda D.

¿Donde? Este es exactamente el medio de la cuerda. Puedes tocar este armónico colocando el cuarto dedo en la cuarta posición.

Puedes encontrarlo fácilmente, incluso si eres un principiante. Su punto de referencia es la caja de resonancia tal como estás en la tercera posición. Apuntas con el dedo índice hacia arriba, estiras un poco el meñique y el segundo y el tercer dedo estarán fuera de la cuerda. Mientras tu mano descansa contra la caja de resonancia, tu dedo anular se estira como un telescopio y se coloca con la almohadilla de la punta del dedo plana sobre la cuerda.

2- Dos octavas por encima de la cuerda al aire
En la cuerda G, esta es la G dos octavas más alta que la cuerda al aire, como la que tocas con el segundo dedo bajo en la primera posición en la cuerda E.

¿Dónde? Este armónico se encuentra en un cuarto de la cuerda, contado desde el puente. 

¿Cómo tocarlo? Puedes tocarlo con el tercer dedo en la primera posición. Cuando necesites tocar esto y estés en una posición alta, es mejor que elijas la versión a una cuarta parte de la longitud de la cuerda desde el puente con cualquier dedo que se encuentre cerca.

3- Una octava y una quinta por encima de la cuerda al aire
En la cuerda G, esta sería la D, como si tocaras con el tercer dedo en la primera posición en la cuerda A.

¿Dónde? Este armónico se encuentra en un tercio de la longitud de la cuerda: ya sea contada desde el puente. El sonido es el mismo.

¿Cómo tocarlo? Puedes tocarlo con el cuarto dedo en la primera posición y también puedes tocar la versión alta con cualquier dedo que quieras.

4- Dos octavas y una tercera por encima de la cuerda al aire
En la cuerda G, esta sería la B, como si tocaras con el cuarto dedo en la primera posición en la cuerda E.

¿Dónde? Este armónico se encuentra en cuatro puntos: en una quinta y dos quintas desde el puente.

¿Cómo tocarlo? Puedes encontrarlo con el segundo dedo alto en la primera posición o con el tercer dedo en la tercera posición o una de las dos mismas distancias del puente hacia abajo

Armónicos artificiales:

La cuerda se pisa de forma normal y luego se digita (con el dedo meñique) en un punto un cuarto o un quinto por encima de la nota detenida. Se aplican las mismas prácticas de notación para los armónicos artificiales que para los armónicos naturales. A menudo se utiliza una pequeña cabeza de nota entre paréntesis para indicar el resultado del sonido. Es posible agregar vibrato y tocar líneas melódicas en armónicos artificiales, pero ambas técnicas deben usarse con cuidado.

Deben suceder tres cosas: el primer dedo se coloca sólidamente en la cuerda, el cuarto dedo ligeramente y el arco debe engancharse a la cuerda. El dedo meñique deberá estar extendido y ligeramente curvado.

Duetos – Selección de obras para dos violines

Si el sonido de un violín es hermoso, entonces dos violines tocando en conjunto pueden crear algo mágico. Hoy queremos mostrarte varias piezas para dos violines y violas que quizás no conozcas. También podrás descargar las partituras para tocarlas en buena compañía.

5 Piezas para dos violines y piano, de Shostakovich

Partituras: 

Sonata para 2 violines de Sergei Prokofiev

Partituras:

Louis Spohr – Duo Concertante Op.39 No. 1

Partituras:

Ignas Pleyel Duo para Violin y Viola, Op. 69. No. 1

Partrituras:

Wilhelm Friedemann Bach – duo para 2 violas

Partituras:

Obras para violín con influencia gitana

Son muchos los compositores que fueron fascinados por la cultura musical romaní y quisieron tomar ejemplo de ella para escribir sus propias obras. Además es muy común asociar el violín a un estilo musical pasional, fogoso y libre, de modo que algunas de estas obras para violín de temática gitana son consideradas las más bellas y virtuosas, además de figurar como parte del programa a interpretar en los concursos de violín más prestigiosos del mundo.

Para conocer un poco más el concepto que tenían compositores como Sarasate sobre la música gitana, debemos tener en cuenta el uso de los diferentes modos y escalas musicales. A diferencia de las escalas Mayores y menores que predominan en la música clásica, la música tradicional folclórica de muchos rincones del mundo hace uso de los modos tonales más antiguos y crea nuevas combinaciones con ellos.

Una de las escalas que más aparece en la música romaní de la región de los Balcanes es la Escala Doble Armónica, también conocida como escala gitana o húngara. Está compuesta por una escala (mayor o menor) con los grados II y VI disminuidos. 

A su vez estas escalas podrían estar influenciadas por el sistema modal Maqam, perteneciente a la música de Grecia y Turquía. Tal sistema ordena los sonidos en microtonos, en lugar de semitonos como en la música occidental. 

En el flamenco también se hace uso de escalas mayores y menores, pero también del modo tonal frigio, que actualmente denominan modo flamenco. 

Partiendo de la idea de que existe tal riqueza de modos tonales que a oídos europeos pueden sonar «exóticos», podemos entender la búsqueda de distintas influencias por parte de los compositores clásicos y posteriores. No obstante, algunos compositores hicieron recopilaciones de música folclórica de diferentes partes de Europa, apropiándose en cierta forma de las canciones anónimas que únicamente podían ser transmitidas de forma oral. Este hecho a veces ha causado disputas entre etnomusicólogos y autores pero, por otra parte, los compositores famosos pudieron documentar parte del folclore para que no quedara en el olvido. 

Y puesto que el folclore suele adoptar una gran variedad de influencias, estilos musicales y modos tonales con el paso de los años, a menudo la música tradicional y folclórica suele mezclarse con la música interpretada por gitanos en grandes eventos sociales y festividades. O quizás la riqueza musical folclórica de las diferentes regiones se deba al intercambio cultural que solamente pudieron traer los nómadas desde algún otro lugar del mundo.

Algunas de las obras más famosas son:

Pablo de Sarasate: «Aires Gitanos» 

 

– Ravel:»Tzigane» 

– Fritz Kreisler:»Capricho Gitano»

 

– Manuel de Falla: «El Amor Brujo» (Ballet, Cantantes y Orquesta)

– Telemann: Gypsy Sonata (Orquesta Barroca)

– Boleslav Boiko:»Rapsodia Gitana» (para Orquesta)

– Brahms: Zigeungerlieder: «Brauner Bursche» (para Coro)

– Aleksander Peskanov: “Gypsy Concerto” (para Piano y Orquesta)

 

Colocar el puente a un violín

El puente del violín es una pieza de suma importancia tanto para soportar las cuerdas como para transmitir sus vibraciones al cuerpo del instrumento. Hecho de madera de arce, la forma del puente varía de un violín a otro y su ubicación y ajuste tienen un impacto significativo en el tono y la capacidad sonora del instrumento.

En primer lugar, el puente del violín suspende las cuerdas sobre el instrumento en su posición adecuada. Por tanto, la altura y la forma del puente son muy importantes para la configuración del instrumento. En segundo lugar, el puente del violín transmite las vibraciones de las cuerdas al cuerpo del instrumento. Una cuerda que vibra por sí sola no produce mucho volumen, pero «conectada» a la caja de resonancia del violín a través del puente, su sonido se vuelve tan poderoso que se puede escuchar en toda una orquesta.

Colocar el puente

La forma y la ubicación del puente del violín son fundamentales para maximizar el potencial del instrumento.

  • Las patas del puente deben estar centradas en las muescas del orificio f.
  • La corona (parte superior) del puente debe tener la misma forma que la del diapasón. Esto produce una altura de cuerda constante para las cuatro cuerdas.
  • Las patas deben estar completamente alineadas con la cara del instrumento. Si no es así, entonces no todas las vibraciones de las cuerdas se transmiten al instrumento y la calidad del sonido definitivamente está sufriendo.
  • El lado del puente más cercano al cordal debe estar perpendicular a la cara del instrumento.

Hay algunas situaciones en las que definitivamente necesitarás ayuda profesional:

  • Si el puente está deformado, será necesario reemplazarlo. Un puente deformado no solo inhibe el sonido del instrumento, sino que también corre el riesgo de romperse.
  • Si las cuerdas se han desgastado profundamente en la corona del puente, entonces es necesario reemplazar el puente de violín. Por lo general, alrededor del 75% de la cuerda debe estar por encima del puente en lugar de dentro de la muesca. Si se asienta más en el puente, entonces está amortiguado.
  • Si el puente se ha caído por completo y el alma está rodando dentro del violín, NO intentes arreglarlo tu mismo. El alma debe ser colocada por un profesional. Sin el alma, la tapa del instrumento no es capaz de soportar la presión que las cuerdas ejercen sobre el violín a través del puente.
  • Es muy importante estar continuamente al tanto de la ubicación del puente. Los cambios leves en la humedad, la temperatura o incluso el cambio de cuerdas pueden hacer que el puente se tuerza. La simple observación y el mantenimiento garantizarán que tu puente tenga una vida útil prolongada y que tu instrumento suene de la mejor manera.

Los puentes pueden deformarse después de un largo período de uso. Cuando notes que un puente ya no está recto, es hora de reemplazarlo. Un puente deformado no le dará a tu violín el sonido deseado. Las ranuras del puente también pueden volverse demasiado profundas para las cuerdas. Después de mucho tiempo, las cuerdas cortan la madera de arce. Hay formas de solucionar este problema antes de reemplazar un puente. Las carillas pequeñas, como una tirita, son una buena solución para surcos profundos que deben elevarse ligeramente. De hecho, algunos puentes vienen con revestimientos preestablecidos para garantizar que las cuerdas muy pequeñas, como E, no corten demasiado en el puente.

¿Cómo saber si el puente de tu violín está recto?

Una manera fácil de comprobar si tu puente está recto o no es tomar una regla y apoyarla contra la longitud del puente en el lado del cordal. Si la base y el lado del borde recto descansan contra la placa superior del violín y el lado del puente, entonces tu puente está recto.

Como puedes ver en esta imagen, un trozo de papel funciona muy bien para verificar si tu puente está recto.

Siempre revisa la parte posterior del puente (el lado que mira hacia el cordal); este lado tiene un borde plano. La parte posterior del puente (el lado que mira hacia el diapasón) está inclinada y no debe estar en un ángulo de 90 grados (un ángulo recto).

Si la regla no descansa uniformemente, el puente no está del todo recto.

¿Debería ser simétrico un puente de violín?

No, el puente del violín no es simétrico. La parte superior del puente tiene forma de arco, con un extremo un poco más alto que el otro. El extremo superior va en el lado de la cuerda Sol del instrumento y el extremo inferior va en el lado de la cuerda Mi.

La razón por la que el lado de la cuerda Sol del puente se encuentra más alto es para que la cuerda más gruesa tenga más altura y espacio para vibrar contra el diapasón. Dado que la cuerda Mi es más delgada, no necesita tanto espacio para vibrar. Es por eso que el lado de la cuerda Mi del puente es más bajo.

Además, el nombre del fabricante suele estar escrito en un solo lado del puente, el que mira hacia el cordal.

¿Qué altura debe tener el puente en un violín?

El puente de violín estándar de tamaño completo tiene 33 mm de alto (1,3 pulgadas), lo que corresponde a la altura del diapasón de 18-20 mm (0,71-0,79 pulgadas). La altura perfecta del puente permite que las cuerdas vibren al mejor ritmo para crear un hermoso sonido de violín.

A continuación puedes ver las instrucciones detalladas sobre la colocación de un puente de violín:

10 Consejos para mejorar la entonación

Todo músico de instrumento de cuerda frotada y diapasón se encuentra con la tarea de tener que entrenar los dedos de su mano izquierda para poder «entonar» bien o alcanzar el tono correcto sin que éste se desvíe hacia arriba o hacia abajo y acabe sonando desafinado. Por esta razón, hoy queremos mostrarte varios tips o consejos útiles que tal vez te sirvan para mejorar tu entonación o simplemente para crear hábitos que te sean útiles.

1. Canta todo antes de tocar e intenta analizar el contexto armónico de la música (tono de reposo, funciones armónicas, etc).

2. Grábate a ti mismo Esto puede ser algo vergonzoso, pero también esclarecedor. Es útil grabarse a sí mismo y así poder ver y oír las partes mas difíciles para poder trabajarlas lentamente y nota por nota.

3. Practica lentamente Se necesita tiempo para escuchar el tono con precisión, por lo que practicar rápido demasiado temprano mientras se aprende una pieza entrenará los dedos para que caigan de manera imprecisa y opacará la escucha objetiva.

4. Elimina el vibrato No es necesario que uses el vibrato hasta que tengas una idea clara del tono. Mientras aprendes una pieza, intenta tocarla completamente sin vibrato, y luego con un vibrato muy pequeño y centrado, hasta que las relaciones de tono se endurezcan.

5. Practica escalas y arpegios con un afinador Aunque la mayoría de los violinistas no quieren depender de un afinador de violín a largo plazo, puede ser muy útil practicar con un afinador para tener una idea de qué tan cerca está tu entonación del tono de destino. Existe un programa sencillo de generación de notas en Internet que puedes utilizar para este propósito.

6. Toca Bach Además de todas sus otras virtudes, las sonatas y partitas para violín de Bach y sus suites para violonchelo son excelentes estudios de entonación. Cada problema de entonación melódica versus armónica en relación con las cuerdas al aire surge, lo que obliga al intérprete a decidir conscientemente sobre una filosofía de entonación.

7. Toca duetos o música de cámara La entonación es la relación entre notas, y ¿qué mejor manera de trabajar en esta relación que en duetos?

8. Siempre escucha lo que vas a realizar antes de tocar. Es bueno escuchar la música en tu cabeza antes de tocar; hasta que adquieras el hábito de escuchar, canta la pieza en voz alta.

9. Usa dedos anclados

Los dedos anclados son dedos que mantenemos en la cuerda sin tocarlos. Cuando tocamos el violín, los violinistas a menudo mantenemos los dedos en la cuerda para asegurarnos de que el marco de nuestra mano permanezca en la ubicación correcta. Uno de los dedos más importantes que debes mantener en la cuerda siempre que puedas es el primer dedo.

10. Comprueba la postura de tu mano izquierda A veces, un problema de entonación es en realidad un problema de postura. Por eso es tan importante comprobar la postura de la mano izquierda antes de intentar corregir la entonación de otras formas. Si mueves constantemente la mano izquierda hacia todos lados, será mucho más difícil tocar con la entonación correcta.

Una vez que tengas dominada la afinación justa, podrás comenzar a utilizar técnicas como la entonación expresiva Entonación expresiva

La entonación expresiva es una herramienta del violinista de concierto. Es una afinación solista y explota la capacidad del violín para tocar en los espacios entre intervalos templados. Los sostenidos se elevan y los bemoles se bajan para dar el máximo efecto expresivo. Un aspecto positivo de este método es que las notas están más a menudo afinadas con las cuerdas al aire, dando lugar a muchas vibraciones que producen una verdadera riqueza tonal.

¿Cómo sostener el arco? – Ejercicios para la mano derecha

Una de las partes más desafiantes de aprender a tocar el violín es aprender a sostener un arco correctamente, ya que puede parecer muy poco natural para los estudiantes principiantes e intermedios. Aprender a sostener un arco de violín es extremadamente importante, especialmente para aquellos que recién comienzan las lecciones de violín. Con la técnica de arco adecuada, podrás producir los tonos, golpes de arco y dinámicas que desees. La base de una gran técnica de arco es tu agarre. El agarre de arco correcto le dará a tu mano derecha flexibilidad, potencia y control, siempre y cuando elimines la tensión.

Hay dos tipos de agarres de arco que son los más comunes: el agarre de arco franco-belga y el agarre de arco ruso

El arco franco-belga fue enseñado por algunos de los maestros más importantes del siglo XX y eso significa que muchos de los violinistas más destacados de la actualidad tienen esto bow hold: Joshua Bell, Itzhak Perlman, Pinchas Zukerman son solo algunos.

El agarre franco-belga implica un pulgar doblado y flexible, un meñique que está curvado y activo, dos dedos medios envueltos alrededor del palo y el puntero tocando el palo del arco entre las dos articulaciones del medio. Jascha Heifetz y Nathan Milstein utilizaron de forma muy famosa el estilo ruso. Se trata de una mano arqueada que está muy inclinada hacia el dedo índice, con el meñique recto. 

Entonces, ¿cuál es el secreto para obtener el agarre de arco adecuado? Hoy queremos compartir una serie de pasos sobre cómo sostener el arco de violín tomando ejemplo de la escuela franco-belga. 

PASO 1: Haz una forma redonda con tus dedos Haz una forma de C con tus dedos corazón, anular y pulgar y haz una forma redonda con la punta del pulgar contra el medio y el anular. 

PASO 2: Dobla el dedo índice y el meñique y levántalos ligeramente. Relaja tu mano. 

PASO 3: Coloca tu pulgar (¡recuerda mantenerlo curvado!) Entre el palo y las cerdas del arco, junto a donde termina el talón.

PASO 4: Relaja tu dedo corazón y anular. Deja que el dedo corazón y el anular caigan en su lugar. Tu dedo corazón debe estar opuesto a tu pulgar, el dedo anular al lado.

PASO 5: Coloca tu dedo meñique ligeramente alejado del dedo anular y manténlo curvado.

PASO 6: Por último, pero no menos importante, relaja el dedo índice y déjelo reposar sobre la vara, ligeramente curvado hacia los otros dedos. Por lo general, el dedo índice se coloca en la parte de cuero o con alambre del palo, para mantener tu agarre mientras tocas. Ahora todos tus dedos deberían estar en su lugar. Tu mano debe sentirse relajada y suave, y ligeramente inclinada hacia la punta del arco. ¡Bien hecho! Ahora, todo lo que queda por hacer es practicar.

Para comprobar si tienes el agarre correcto y lo suficientemente relajado, presiona hacia abajo con la punta del meñique. ¿El arco sube? ¿Todavía está en tu mano? Si ese es el caso: ¡lo tienes! 

Relajar la palma y la muñeca

¿Has dominado tu agarre pero te sigue doliendo la mano después de la práctica? Ten cuidado con la palma y la muñeca: no deben sentirse rígidas o forzadas mientras tocas. Mantenlos suaves y relajados, como tus dedos.

Mantener la sujeción correcta del arco de violín

¿Tienes problemas para mantener el arco mientras tocas? ¡No te estreses! Está bien que tu mano se adapte naturalmente a la forma de tu arco. Generalmente, durante los arcos hacia abajo, los dedos estarán curvados, mientras que durante los arcos hacia arriba estarán ligeramente alargados.

Ruidos chirriantes

¿Tu arco se mueve sobre las cuerdas, causando ruidos rasposos? La clave para eliminar esos ruidos es mantener el arco perfectamente recto sobre la cuerda. Asegúrate de que el arco esté en contacto con la cuerda en el punto de contacto exactamente entre el puente y el diapasón.

Ten en cuenta que tu dedo meñique es la clave para controlar el arco: Manten el meñique curvado y tu arco permanecerá en el lugar correcto. Idealmente, el arco debe dibujar una recta, pero debido al arco del puente y la altura variable de la cuerda, para crear un tono hermoso, el arco debe dibujar un patrón de figura de 8 muy delgado. Esto se hace empujando el arco ligeramente hacia tí en el arco hacia arriba y tirando del arco un poco hacia afuera en un arco hacia abajo. Una vez que tengas una muy buena sujeción del arco y puedas comprender los elementos importantes para producir un buen tono, podrás comenzar a aprender diferentes técnicas y golpes de arco.

Ejercicios de sujeción de arco de Itzhak Perlman

 Más ejercicios de sujeción del arco

Coloca tu mano sobre el arco en la posición correcta del arco. Revisa tus dedos. ¿Tu meñique está curvado? ¿Tu mano ligeramente inclinada? ¿Tu mano está relajada? 

Coloca tu mano sobre el arco en la posición correcta del arco. Ahora presiona lentamente hacia abajo con el meñique y siente que el arco se mueve hacia arriba en un ángulo de 90 grados. Luego, vuelve a bajar lentamente el arco liberando la tensión de tu meñique. ¿Puedes sentir la tensión en tu pulgar cuando el arco se mueve hacia abajo? Repite este ejercicio un par de veces. ¡Recuerda mantener la muñeca quieta! Deja que los dedos hagan el trabajo. No te preocupes si la sujeción del arco sigue sintiéndose poco natural durante un tiempo. 

Ahora arrastra la mano hacia la punta del arco y vuelve a bajar sin perder la sujeción del arco. ¡Este es un desafío!

Practicar ejercicios con un lápiz

Coloca el lápiz entre el pulgar y el dedo medio, todos los demás dedos descansan naturalmente sobre el lápiz, tocando el lápiz solo en los puntos de contacto acordados.

Siempre revisa el pulgar y el meñique; deben ser redondos y relajados.

Además, existen accesorios especiales que pueden ayudar a violinistas principiantes a lograr una sujeción correcta del arco.

¿Cómo escoger un arco de violín?

 

A la hora de escoger un arco de violín adecuado debemos tener en cuenta varios factores tales como el material, su peso, sus proporciones, etc. Algunos violinistas profesionales incluso cuentan con varios arcos diferentes que usan según el tipo de obra que estén interpretando. A veces necesitan un arco ligero que les ayude a saltar y rebotar con facilidad en las obras de mayor agilidad técnica, mientras que otras veces optan por un arco más pesado, en adagios y obras que requieran un sonido amplio y sin temblores. Hoy queremos darte algunas ideas que quizás te ayuden a tomar una buena decisión a la hora de comprar un arco de violín.

¿De qué están hechos los arcos?

Arcos de violín de madera de Pernambuco

La madera de Pernambuco se considera tradicionalmente como la madera de mejor calidad del mundo para la fabricación de arcos. Para los mejores arcos de Pernambuco, se utiliza el duramen del árbol de Pernambuco. El duramen es la madera más cercana a la médula de un tallo o rama, de color diferente al de la albura. Esta madera forma la columna vertebral del árbol y es muy fuerte y duradera.

Hay arcos de Pernambuco baratos en el mercado que están hechos de la albura más barata del árbol, que no se parece a la calidad del duramen. También hay árboles de Pernambuco que no se cosechan en la región original de Pernambuco, sino en regiones de China, que se dice que tienen madera de menor calidad. Aunque el sonido de este tipo de arco es muy hermoso, muchos violinistas ya no quieren comprar arcos de Pernambuco por consideraciones éticas, prácticas y económicas.

El árbol de Pernambuco es ahora un árbol en peligro de extinción y está prohibido cortarlo. La mayor parte de la madera de Pernambuco en el mercado hoy en día se cosecha ilegalmente y pone en peligro no solo plantas y árboles, sino también especies animales en la selva tropical. También se considera poco práctico tener un arco de Pernumbuco, especialmente si deseas viajar con tu arco durante las vacaciones. Como la importación de especies en peligro de extinción está restringida, es posible que no puedas llevar tu arco contigo, o peor aún, puede que tengas que dejarlo en otro país en tu vuelo de regreso. Si más violinistas usaran arcos hechos de materiales sintéticos y maderas alternativas, habría menos presión sobre la madera de Pernambuco. Por eso, hoy en día, muchos violinistas apuestan por arcos de calidad hechos de otros materiales.

Otra razón por la que la madera de Pernumbuco se está volviendo cada vez menos popular es la relación calidad-precio. Desde que el árbol de Pernumbuco se puso en peligro, los precios de la madera han subido enormemente. Es por eso que incluso los arcos de baja calidad tienen un precio elevado. Especialmente en el rango de precios más bajo, los de madera de Pernumbuco o incluso otros arcos de madera hechos a mano no se comparan con los arcos de fibra de carbono. Si decides optar por un arco de madera de Pernambuco, asegúrate de que sea un arco original, de segunda mano, creado antes de las restricciones ambientales. La madera de Pernambuco recién cosechada es controvertida y agrava los problemas de deforestación. Normalmente puedes encontrar este tipo de arco en las tiendas de fabricantes de violines que compran, retocan y revenden instrumentos antiguos. También puedes encontrarlos de segunda mano y seminuevos.

Ventajas de los arcos de Pernambuco

Los arcos de Pernambuco de la más alta calidad son considerados los mejores arcos del mundo. Arco único hecho a mano – Puede ser una inversión financiera, especialmente si la calidad es muy alta y / o el fabricante es reconocido.

Contras de los arcos de Pernambuco

Es arriesgado viajar con este arco ya que la importación de materiales en peligro de extinción está restringida; es posible que tengas problemas para viajar de regreso a tu país de origen con un arco de Pernambuco. Frágil en comparación con los arcos de fibra de carbono. La relación calidad-precio no es óptima, ya que el material es escaso. Los precios pueden subir muy alto incluso para arcos de menor calidad. Fácil de comprar: hay muchos arcos de Pernambuco de baja calidad en el mercado. Solo un experto puede distinguir los arcos de Pernambuco de alta calidad de los de baja calidad.

Cosechado de forma insostenibleAl comprar un arco nuevo en el que se utilizan materiales de pernambuco, lo más probable es que contribuya a una mayor deforestación de la selva tropical.

Arcos de madera de Brasil 

Los arcos hechos de palo de Brasil tienen casi tanta resistencia y fuerza como los arcos de Pernambuco, pero son más asequibles. Hay una diferencia de precio porque la madera es muy similar, pero no tan fina, como el Pernambuco. Hay algunos arcos de madera de Brasil de baja calidad en el mercado, pero normalmente se pueden ver fácilmente ya que tienen precios irrazonablemente bajos.

 ¿Qué materiales de arco son mejores? 

Ventajas de la madera de Brasil – Madera sostenible que se puede importar a cualquier país. Puede obtener una excelente calidad hecha a mano, especialmente en rangos de precios más altos.

Contras de la madera de Brasil – Frágil en comparación con los arcos de fibra de carbono. La relación calidad-precio de los arcos por debajo de los 1000 dólares suele ser peor que la de los arcos de fibra de carbono.

Arcos de violín de madera de serpiente

La madera de serpiente real es muy pesada y rígida, la madera es incluso más densa que el pernambuco. Los violinistas barrocos a menudo prefieren la madera de serpiente, ya que el sonido de los arcos en las cuerdas se considera más suave y sutil. Algunos violinistas experimentan que los arcos de madera de serpiente son un poco menos elásticos que los arcos de pernambuco. Sin embargo, un arco hecho de madera de serpiente de alta calidad puede ser de mejor calidad que un arco de pernambuco de baja calidad. Esto solo se puede probar con prueba y error.

Ventajas de la madera de serpiente

Un sonido más suave puede ser excelente para violinistas barrocos. Arco de madera sostenible que se puede importar a cualquier país. Puede obtener una gran calidad hecha a mano, especialmente en un rango de precios más alto.

Contras de la madera de serpiente

Frágil en comparación con los arcos de fibra de carbono. La relación calidad-precio de los arcos por debajo de los 1000 dólares suele ser peor que la de los arcos de fibra de carbono.

Otros tipos de arcos de madera

Desde que el árbol de Pernambuco se convirtió en una especie en peligro de extinción, los fabricantes de violines de todo el mundo experimentaron con muchos tipos de madera. Aunque la madera de serpiente y el palo de Brasil son actualmente algunas de las maderas más comunes utilizadas para arcos de violín, existen arcos de violín hechos de todos los tipos de madera disponibles.

Arcos de violín híbridos

Los arcos híbridos están hechos con un núcleo de fibra de carbono fuerte que se envuelve con una piel de madera. Parece un arco de madera, pero se considera más fuerte debido al núcleo de fibra de carbono. Los arcos de violín híbridos suelen tener un sonido ligeramente más cálido que los arcos de fibra de carbono.

Ventajas de los arcos híbridos

Más fuerte que un arco de madera habitual debido al núcleo de carbono. Puede tener un sonido cálido en comparación con los arcos de fibra de carbono habituales.

Contras de los arcos híbridos

Si el envoltorio está hecho con Pernambuco, se aplican los contras del uso de la madera de Pernambuco, como la deforestación de la selva y problemas para viajar con el violín. Es más difícil de producir que un arco de fibra de carbono normal, lo que en muchos casos hace que la relación calidad-precio baje. Los materiales del arco de violín no son el único factor. Aunque el material del arco es uno de los factores que decide cómo sonará un arco, al final lo más importante es cómo se siente y cómo suena. Es por eso que probar diferentes arcos en tu instrumento es la mejor manera de descubrir qué arco funciona mejor para tí.

La elasticidad

Los arcos flexibles no se agrietan fácilmente. ¿Con qué facilidad rebota el arco para golpes de arco como el spiccato? Cuando se usa un buen arco, no tienes que esforzarte mucho en hacer rebotar el arco.

Pesadez en la punta

La punta no debe sentirse ni muy pesada ni muy ligera. El punto de equilibrio del arco. No debe estar demasiado lejos del talón. A modo de comparación, el punto de equilibrio de mi arco está a 25 cm del extremo del palo. Algunos de estos factores son muy difíciles de sentir como violinista principiante. En esta etapa, la mayoría de los violinistas aún no están seguros de qué tan pesado se siente un arco. Alternativamente, puede valer la pena pedirle a tu local que te ayude a encontrar un buen arco de violín. 

Arcos de fibra de vidrio

Los arcos de fibra de vidrio son arcos sólidos que no se rompen fácilmente. Sin embargo, puede ser difícil conseguir un tono bonito con este tipo de arco. Debido a la división desigual del peso, puede ser muy difícil dibujar golpes de arco completos que suenen suaves o hacer cambios de cuerda. En la mayoría de los arcos de fibra de vidrio, las técnicas más avanzadas en las que el arco rebota naturalmente, como el spiccato, el rebote o el salteado, son muy difíciles o incluso absolutamente imposibles de realizar correctamente. En el último caso, no pagues demasiado por este tipo de arco. Puedes conseguir uno fácilmente por unos 40 USD. Puedes encontrarlos de segunda mano incluso más baratos, ya que muchos violinistas principiantes que pasan a un nivel intermedio venden su antiguo arco de fibra de vidrio.

Ventajas de los arcos de fibra de vidrio

Opción más barata disponible Ofertas de paquetes de violín fáciles de encontrar con este golpe incluido

Contras de los arcos de fibra de vidrio

Falta calidad de tono. Difícil de dibujar un trazo de arco suave y recto. No se puede utilizar para técnicas de arco intermedias y avanzadas.

Arcos de violín de fibra de carbono

La fibra de carbono unida con resina de polímero plástico es extremadamente fuerte, duradera y flexible. Los arcos de fibra de carbono no han existido durante tanto tiempo como los de madera, pero están ganando popularidad rápidamente entre los violinistas aficionados y profesionales. Una de las razones de esto es que puede sacar más provecho de su inversión al elegir un arco de fibra de carbono. En comparación, los arcos de fibra de carbono son menos costosos que los de madera de la misma calidad. Los arcos de fibra de carbono son la mejor opción para ti si vives en un clima extremo y aún quieres usar un arco de calidad. Los arcos de madera son susceptibles a los cambios de humedad y calor, mientras que los arcos de fibra de carbono pueden soportar cualquier clima extremo.

La mejor manera de describir el mejor arco para cualquier violinista es simplemente esta: cuando estás tocando, no tienes que pensar en ello. Un buen arco debe convertirse en una extensión de tu mano derecha. Debería fluir contigo mientras tocas con poco esfuerzo.

Peso y equilibrio

El peso promedio de un arco de violín es de aproximadamente 60 gramos (un arco de viola es de 70 gramos; un arco de violonchelo, 80 gramos). Pero recuerda, esto es solo un promedio. Muchos arcos de los grandes fabricantes del pasado pesan tan solo 54 gramos. Por otro lado, un arco de violín de 66 o 68 gramos sería demasiado pesado para casi cualquier persona. El equilibrio adecuado es mucho más importante que el peso. Si un arco se siente bien en tu mano, probablemente sea correcto. Un arco debe sentirse natural en la mano, bien equilibrado desde la punta hasta el talón con el mismo peso en todas partes.

¿Redondo u octagonal?

Los grandes maestros franceses rara vez hacían arcos octogonales. Incluso hoy en día, la mayoría de los mejores fabricantes producen predominantemente arcos redondos. Con dos arcos hechos de la misma madera, el eje octogonal será más rígido. Algunos arcos octogonales son bastante rígidos, creando un tono duro, unidimensional, sin matices. Algunos de los productores alemanes de arcos comerciales hacen una versión redonda y octogonal del mismo arco, siendo el octogonal un poco más caro. 

Entonces, ¿cómo deberías buscar el mejor arco? El primer paso es establecer un presupuesto, pero espera ver arcos que sean un poco más caros. Si no sabes mucho sobre arcos, sugerimos que pruebes muchos arcos para informarte sobre lo que está disponible. Cuando vayas a una tienda, asegúrate de llevar tu propio violín y arco actual como referencia. Cada arco funcionará de manera diferente en diferentes instrumentos, así que recuerda que estás buscando un arco que complemente a tu violín. Normalmente se muestran seis arcos a la vez. Una vez que hayas elegido uno o dos de ese lote, pide ver algunos más. Toca el mismo pasaje muy breve con cada arco, uno tras otro. Hay muchas posibilidades de que uno o dos se destaquen. Las primeras impresiones son muy importantes. El arco no debe parecer demasiado ligero o pesado en la mano. No debe ser demasiado débil o suave: no debe colapsarse fácilmente sobre las cerdas al tocar, ni flexionarse demasiado lateralmente. Y debe estar recto cuando se mira hacia abajo. Toca una combinación de estilos y golpes de arco, incluidos legato, spiccato, sautillé, etc.

Toca un pasaje cerca del talón, en el centro y cerca de la punta. Deberías poder tocar cómodamente con todas las partes del arco. Tocando lentamente, escucha el sonido que produce cada arco y siente cómo se maneja. Notarás diferencias sutiles en la claridad, la plenitud del sonido, el ruido de la superficie, etc. ¿El arco realza o resta valor a tu instrumento? Una vez que hayas elegido los dos o tres arcos que prefieres, pide probarlos durante una semana. Pruébalos más extensamente en casa o con tu orquesta, y muéstralos a tu maestro para que los comente.