10 Consejos para mejorar la entonación

Todo músico de instrumento de cuerda frotada y diapasón se encuentra con la tarea de tener que entrenar los dedos de su mano izquierda para poder «entonar» bien o alcanzar el tono correcto sin que éste se desvíe hacia arriba o hacia abajo y acabe sonando desafinado. Por esta razón, hoy queremos mostrarte varios tips o consejos útiles que tal vez te sirvan para mejorar tu entonación o simplemente para crear hábitos que te sean útiles.

1. Canta todo antes de tocar e intenta analizar el contexto armónico de la música (tono de reposo, funciones armónicas, etc).

2. Grábate a ti mismo Esto puede ser algo vergonzoso, pero también esclarecedor. Es útil grabarse a sí mismo y así poder ver y oír las partes mas difíciles para poder trabajarlas lentamente y nota por nota.

3. Practica lentamente Se necesita tiempo para escuchar el tono con precisión, por lo que practicar rápido demasiado temprano mientras se aprende una pieza entrenará los dedos para que caigan de manera imprecisa y opacará la escucha objetiva.

4. Elimina el vibrato No es necesario que uses el vibrato hasta que tengas una idea clara del tono. Mientras aprendes una pieza, intenta tocarla completamente sin vibrato, y luego con un vibrato muy pequeño y centrado, hasta que las relaciones de tono se endurezcan.

5. Practica escalas y arpegios con un afinador Aunque la mayoría de los violinistas no quieren depender de un afinador de violín a largo plazo, puede ser muy útil practicar con un afinador para tener una idea de qué tan cerca está tu entonación del tono de destino. Existe un programa sencillo de generación de notas en Internet que puedes utilizar para este propósito.

6. Toca Bach Además de todas sus otras virtudes, las sonatas y partitas para violín de Bach y sus suites para violonchelo son excelentes estudios de entonación. Cada problema de entonación melódica versus armónica en relación con las cuerdas al aire surge, lo que obliga al intérprete a decidir conscientemente sobre una filosofía de entonación.

7. Toca duetos o música de cámara La entonación es la relación entre notas, y ¿qué mejor manera de trabajar en esta relación que en duetos?

8. Siempre escucha lo que vas a realizar antes de tocar. Es bueno escuchar la música en tu cabeza antes de tocar; hasta que adquieras el hábito de escuchar, canta la pieza en voz alta.

9. Usa dedos anclados

Los dedos anclados son dedos que mantenemos en la cuerda sin tocarlos. Cuando tocamos el violín, los violinistas a menudo mantenemos los dedos en la cuerda para asegurarnos de que el marco de nuestra mano permanezca en la ubicación correcta. Uno de los dedos más importantes que debes mantener en la cuerda siempre que puedas es el primer dedo.

10. Comprueba la postura de tu mano izquierda A veces, un problema de entonación es en realidad un problema de postura. Por eso es tan importante comprobar la postura de la mano izquierda antes de intentar corregir la entonación de otras formas. Si mueves constantemente la mano izquierda hacia todos lados, será mucho más difícil tocar con la entonación correcta.

Una vez que tengas dominada la afinación justa, podrás comenzar a utilizar técnicas como la entonación expresiva Entonación expresiva

La entonación expresiva es una herramienta del violinista de concierto. Es una afinación solista y explota la capacidad del violín para tocar en los espacios entre intervalos templados. Los sostenidos se elevan y los bemoles se bajan para dar el máximo efecto expresivo. Un aspecto positivo de este método es que las notas están más a menudo afinadas con las cuerdas al aire, dando lugar a muchas vibraciones que producen una verdadera riqueza tonal.

Afinar un violín

La correcta afinación de un insturumento es imprescindible para poder tocar cualquier obra, y más aún si debes tocar en conjunto con otros instrumentos. Hoy vamos a darte algunos consejos para que puedas afinar tu violín en varios sencillos pasos.

Afinación de un violín

Primero, algunos conceptos básicos. Un violín tiene cuatro cuerdas de grosor variado. Para la afinación estándar, las cuerdas se afinan con un intervalo de una quinta justa entre cada una y se organizan en orden ascendente, desde la nota más baja hasta la más alta: G (Sol), D (Re), A (La) y E (Mi).

Paso 1. Comencemos por la cuerda la (A). Puedes usar un diapasón o un afinador en línea para esta tarea. Si golpeas el diapasón éste te dará un tono la en 440 hz que te servirá de referencia para afinar la cuerda la de tu violín. Debes procurar que tu cuerda de exactamente el mismo tono La que el del diapasón. Si usas un afinador digital podrás ajustar el tono hasta que te marque luz verde o hasta que la flecha te indique que has alcanzado el tono correcto. Puedes usarlo para afinar las demás cuerdas también.

Paso 2. Si los tonos no coinciden deberás afinar la cuerda la de tu violín. Gira la ruedecilla del afinador metálico de la cuerda La para tensar (derecha) o aflojar (izquierda) la cuerda hasta lograr el tono correcto. Si no dispones de afinador metálico, deberás usar las clavijas. 

Paso 3. A veces, afinar mediante las clavijas puede resultar complicado si sostienes tu violín en postura de tocar. Puedes colocar el violín en tu regazo mirando hacia ti, o sosteniéndolo con las piernas. Afloja un poco las clavijas y vuelve a tensarlas mientras haces pizzicato para lograr el tono correcto. Deberás hacer un poco de presión para que la clavija quede en su lugar.

Paso 4. Es posible que no estés usando un afinador digital, en línea, aplicación, etc., y solamente puedas afinar la cuerda la usando una referencia. En este caso, deberás usar tu oído para afinar las demás cuerdas de manera que formen quintas justas. 

El truco de la tiza

A veces las clavijas no agarran bien y al intentar afinar tu violín se destensan solas. Para evitar que esto ocurra, puedes probar a untar un poco de tiza en las clavijas destensadas para que hagan fricción. O bien, puedes usar el grafito de un lápiz para lograr el mismo efecto.

¿Por qué las orquestas afinan en la?

Las orquestas siempre sintonizan el tono del concierto (generalmente A = 440 Hertz, 440 vibraciones por segundo). Convenientemente, cada instrumento de cuerda tiene una cuerda la. Así que tiene sentido que las orquestas de cuerdas afinen la cuerda La al aire de los violines. Y como otras familias de instrumentos se han unido a la orquesta a lo largo de los años, siguieron su ejemplo. 

¿Cuándo empezaron las orquestas a afinar con el oboe?

Cuando surgieron las primeras orquestas a finales del siglo XVII, estaban formadas principalmente por músicos de cuerda. Si bien la atención se centró en los instrumentos de cuerda, a veces se usaban oboístas para fortalecer el sonido de la primera y segunda sección de violín. Pero entonces, los compositores empezaron a darse cuenta de que el tono brillante y de canto del oboe podía aprovecharse mejor. Comenzaron a escribir partes separadas para el instrumento e incluso a crear conciertos para el instrumento (por ejemplo, el Concierto para oboe en re menor de Albinoni).

El vibrato – consejos útiles

¿Qué es exactamente el vibrato de violín? El vibrato es una ligera fluctuación en el tono que se usa para crear una calidez o riqueza de sonido. En el violín, es una técnica de mano izquierda; el efecto se produce moviendo el dedo, la muñeca o el brazo. Puedes usar el vibrato para agregar emoción a la música.

Hay tres tipos principales de vibrato de violín: vibrato de brazo, vibrato de mano o de muñeca y vibrato de dedo. Para obtener el mejor sonido, es común una combinación de los tres tipos de vibrato de violín. Muchos intérpretes avanzados utilizan una combinación de cada tipo en algún momento para obtener un vibrato óptimo y altamente eficiente. Un violinista profesional puede cambiar entre usar el brazo o la muñeca según la emoción, la intensidad y el estilo de la música.

Aprender el vibrato para cualquier instrumento de cuerda es un gran paso.  El vibrato agrega plenitud, color rico y variedad a tu interpretación, pero también es muy difícil de aprender y lento de dominar.

Vibrato de brazo

El vibrato del brazo se crea solo con el brazo. A diferencia de otros tipos de vibrato, este tipo es mucho más lento y amplio. Es ideal para una obra de violín lenta o de estilo barroco. Usar solo el brazo para vibrato produce un sonido más lento y amplio. 

Vibrato de mano (muñeca)

La mano es impulsado por el movimiento de la muñeca. Normalmente, el movimiento es rápido y es la técnica de vibrato ideal para añadir estilo a una obra. La mayoría de los violinistas comienzan a aprender a tocar vibrato usando este tipo antes que los demás. En comparación con otros tipos de vibrato, el vibrato de muñeca es más rápido y menos profundo. Se usa para lograr un sonido intenso o crear una sensación viva y colorida en una obra de ritmo rápido.

Vibrato de dedo

El vibrato de dedos es la idea clásica de agitar las cuerdas del violín. Es ideal para lograr intensidad y timbre en lugar de cambios de tono. Básicamente, eliges entre el segundo o el tercer dedo para rodar a lo largo de la cuerda y volver a su posición vertical normal. A pesar del nombre, moverás toda la mano y, a veces, la parte superior del brazo para crear esta forma de vibrato.

Aprender el vibrato de violín

Todos somos diferentes; es posible que tardes unas semanas o unos meses en desarrollar tu vibrato. Acelerar el proceso provoca tensión e incomodidad, haciendo que el resultado final sea menos satisfactorio. Dale a tu mano el tiempo que necesita para desarrollar cada paso y sigue ejercitando incluso los simples calentamientos después de que tu vibrato esté establecido. Los violinistas que pueden vibrar después de un corto período de práctica no necesariamente terminan con un vibrato que suena mejor que los músicos que necesitan meses de preparación y práctica.

Paso 1. Asegúrate de que tu mano, muñeca y brazo izquierdos estén completamente relajados. Practica esto moviendo lentamente la mano y el brazo hasta el cuello del violín hacia el cuerpo del violín y de regreso. Una posición adecuada del hombro es aquella en la que el instrumento se apoya en la clavícula y está relativamente paralelo al piso. Debes poder sostener el instrumento sin la ayuda de la mano izquierda durante breves períodos de tiempo. Todas las articulaciones desde el hombro hasta la yema del dedo deben ser flexibles. Cada persona es diferente, por lo que es posible que se requieran adaptaciones para encontrar la posición correcta para cada individuo.

Paso 2: agrega otro dedo. Cuando el movimiento se sienta cómodo, coloca un segundo dedo en la cuerda. Cuando te sientas cómodo, intenta colocar tu mano en la tercera posición. Elige qué dedo quieres sujetar de la cuerda. Tu palma debe descansar cerca del cuerpo del violín para brindar apoyo. Usa tu muñeca para crear un movimiento de ida y vuelta lento, amplio y relajado sin arco. Asegúrate de que tu mano esté estable y solo mueve tu mano hacia atrás para hacerla volver a su posición original. Practica a diario hasta que puedas incorporar los cuatro dedos en las cuatro cuerdas. Muchos estudiantes dicen que el segundo y tercer dedo son fáciles, mientras que el primero y el cuarto son difíciles.

Observa cómo el instrumento suena como una sirena de camión de bomberos. Este sonido es perfectamente normal durante este ejercicio. También puedes completar una práctica similar sin el violín con una pequeña pelota antiestrés de goma. Sosten el objeto y practica el movimiento que necesitas para el vibrato moviendo la mano hacia atrás desde la muñeca y luego hacia adelante. Todos los estudiantes deben realizar este ejercicio durante al menos un par de minutos antes de cada práctica, o para obtener los mejores resultados, todos los días. Continúa trabajando en el ejercicio durante algunas semanas antes de intentar pasar a los otros pasos. 

2. La mano izquierda debe estar equilibrada y libre de tensión. Generalmente hay tres puntos de contacto en la izquierda. La articulación de la base de los nudillos del dedo índice de la mano izquierda es generalmente el primer punto de contacto. Las diferencias en el tamaño de la mano pueden imponer un punto de contacto ligeramente más alto o más bajo que la articulación de los nudillos de la base, según el individuo. El objetivo final es que los dedos de la mano izquierda creen una forma de caja que luego permitirá que se flexione la primera articulación de los nudillos. El segundo punto de contacto es la yema del dedo. El tercer punto de contacto es el pulgar. Las recomendaciones de los profesores y los artistas con respecto a la ubicación del pulgar varían. El elemento más importante es que el pulgar está suelto a través de las articulaciones hasta la muñeca.

3. Puedes empezar con las actividades de pre-vibrato durante el primer año de instrucción. Las actividades de pre-vibrato pueden comenzar mientras se desarrolla el marco de la mano izquierda. Haz un círculo con el dedo índice y el pulgar, e intenta enderezar y doblar la primera articulación de los nudillos. Este ejercicio debe repetirse con cada dedo. 

4. Transfiere los nudillos flexibles al instrumento. El diapasón de violín proporciona una excelente guía física para que puedas practicar una articulación flexible del primer nudillo antes de vibrar en la cuerda. Alinea la mano izquierda en el cuerpo del instrumento de modo que el dedo que está practicando toque ligeramente el cuello y la uña esté mirando hacia el puente. El diapasón del violín evita que la mano  se tuerza y ​​guía el dedo hacia adelante y hacia atrás. 

5. Desengancha el nudillo de la base del dedo índice. La articulación de la base del dedo índice debe soltarse del costado del instrumento antes de vibrar por dos razones: 1) Desenganchar el dedo índice permite que exista un pequeño espacio entre el dedo índice y el cuello del instrumento para que el la mano puede «saludar». 2) Abrir la articulación del pulgar de la mano libera la mano de tensión para que pueda «agitarse» suavemente.

6. Realiza un movimiento hacia adelante y hacia atrás. Aunque la investigación muestra que el tono del vibrato del violín no es exclusivamente del tono y por debajo, los ejercicios que promueven este movimiento son muy efectivos al enseñar vibrato y deben incluirse en el plan de estudios. Muchos ejercicios anotados ilustran una oscilación que se origina desde el tono previsto hasta un semitono por debajo. Ejercicios como estos son importantes ya que promueven la flexibilidad en la primera articulación de los nudillos. Al combinar este ejercicio de aplanamiento con un movimiento hacia adelante, podrás combinar ambos aspectos del movimiento de vibrato. T

7. Combina el movimiento hacia adelante y hacia atrás en un solo movimiento. Haz el movimiento de ‘pulir tus cuerdas’. Con el pulgar en el talón del cuello, coloca el segundo dedo directamente sobre el pulgar sin ningún peso en la cuerda y mueve la mano desde la muñeca para que el segundo dedo se mueva hacia adelante y hacia atrás alrededor de la ubicación del pulgar. Debes comenzar con un movimiento amplio que se haga más pequeño hasta que estén simulando un movimiento de vibrato. Repite esta actividad con los cuatro dedos. 

8. Simula el movimiento del vibrato en el aire. La combinación de los movimientos de la mano izquierda y derecha puede resultar incómoda al principio porque las manos realizan dos movimientos muy diferentes. La independencia de la mano izquierda y la mano derecha es importante; específicamente, el violinista debe poder ejecutar un movimiento de arco suave mientras vibra la mano izquierda. 

Acompañamientos de piano online para ensayar en casa

La era digital nos ha traido muchos beneficios, entre ellos, los programas de acompañamientos de piano online que pueden ayudarte a practicar las obras más importantes antes de presentarte a tus clases magistrales o a algún concierto que se aproxime. No esperes a tu siguiente ensayo con pianista, ¡comienza a practicar ya!

Aquí tienes algunos enlaces de interés:

toplayalong.com

free-scores.com