¿Cómo sostener el arco? – Ejercicios para la mano derecha

Una de las partes más desafiantes de aprender a tocar el violín es aprender a sostener un arco correctamente, ya que puede parecer muy poco natural para los estudiantes principiantes e intermedios. Aprender a sostener un arco de violín es extremadamente importante, especialmente para aquellos que recién comienzan las lecciones de violín. Con la técnica de arco adecuada, podrás producir los tonos, golpes de arco y dinámicas que desees. La base de una gran técnica de arco es tu agarre. El agarre de arco correcto le dará a tu mano derecha flexibilidad, potencia y control, siempre y cuando elimines la tensión.

Hay dos tipos de agarres de arco que son los más comunes: el agarre de arco franco-belga y el agarre de arco ruso

El arco franco-belga fue enseñado por algunos de los maestros más importantes del siglo XX y eso significa que muchos de los violinistas más destacados de la actualidad tienen esto bow hold: Joshua Bell, Itzhak Perlman, Pinchas Zukerman son solo algunos.

El agarre franco-belga implica un pulgar doblado y flexible, un meñique que está curvado y activo, dos dedos medios envueltos alrededor del palo y el puntero tocando el palo del arco entre las dos articulaciones del medio. Jascha Heifetz y Nathan Milstein utilizaron de forma muy famosa el estilo ruso. Se trata de una mano arqueada que está muy inclinada hacia el dedo índice, con el meñique recto. 

Entonces, ¿cuál es el secreto para obtener el agarre de arco adecuado? Hoy queremos compartir una serie de pasos sobre cómo sostener el arco de violín tomando ejemplo de la escuela franco-belga. 

PASO 1: Haz una forma redonda con tus dedos Haz una forma de C con tus dedos corazón, anular y pulgar y haz una forma redonda con la punta del pulgar contra el medio y el anular. 

PASO 2: Dobla el dedo índice y el meñique y levántalos ligeramente. Relaja tu mano. 

PASO 3: Coloca tu pulgar (¡recuerda mantenerlo curvado!) Entre el palo y las cerdas del arco, junto a donde termina el talón.

PASO 4: Relaja tu dedo corazón y anular. Deja que el dedo corazón y el anular caigan en su lugar. Tu dedo corazón debe estar opuesto a tu pulgar, el dedo anular al lado.

PASO 5: Coloca tu dedo meñique ligeramente alejado del dedo anular y manténlo curvado.

PASO 6: Por último, pero no menos importante, relaja el dedo índice y déjelo reposar sobre la vara, ligeramente curvado hacia los otros dedos. Por lo general, el dedo índice se coloca en la parte de cuero o con alambre del palo, para mantener tu agarre mientras tocas. Ahora todos tus dedos deberían estar en su lugar. Tu mano debe sentirse relajada y suave, y ligeramente inclinada hacia la punta del arco. ¡Bien hecho! Ahora, todo lo que queda por hacer es practicar.

Para comprobar si tienes el agarre correcto y lo suficientemente relajado, presiona hacia abajo con la punta del meñique. ¿El arco sube? ¿Todavía está en tu mano? Si ese es el caso: ¡lo tienes! 

Relajar la palma y la muñeca

¿Has dominado tu agarre pero te sigue doliendo la mano después de la práctica? Ten cuidado con la palma y la muñeca: no deben sentirse rígidas o forzadas mientras tocas. Mantenlos suaves y relajados, como tus dedos.

Mantener la sujeción correcta del arco de violín

¿Tienes problemas para mantener el arco mientras tocas? ¡No te estreses! Está bien que tu mano se adapte naturalmente a la forma de tu arco. Generalmente, durante los arcos hacia abajo, los dedos estarán curvados, mientras que durante los arcos hacia arriba estarán ligeramente alargados.

Ruidos chirriantes

¿Tu arco se mueve sobre las cuerdas, causando ruidos rasposos? La clave para eliminar esos ruidos es mantener el arco perfectamente recto sobre la cuerda. Asegúrate de que el arco esté en contacto con la cuerda en el punto de contacto exactamente entre el puente y el diapasón.

Ten en cuenta que tu dedo meñique es la clave para controlar el arco: Manten el meñique curvado y tu arco permanecerá en el lugar correcto. Idealmente, el arco debe dibujar una recta, pero debido al arco del puente y la altura variable de la cuerda, para crear un tono hermoso, el arco debe dibujar un patrón de figura de 8 muy delgado. Esto se hace empujando el arco ligeramente hacia tí en el arco hacia arriba y tirando del arco un poco hacia afuera en un arco hacia abajo. Una vez que tengas una muy buena sujeción del arco y puedas comprender los elementos importantes para producir un buen tono, podrás comenzar a aprender diferentes técnicas y golpes de arco.

Ejercicios de sujeción de arco de Itzhak Perlman

 Más ejercicios de sujeción del arco

Coloca tu mano sobre el arco en la posición correcta del arco. Revisa tus dedos. ¿Tu meñique está curvado? ¿Tu mano ligeramente inclinada? ¿Tu mano está relajada? 

Coloca tu mano sobre el arco en la posición correcta del arco. Ahora presiona lentamente hacia abajo con el meñique y siente que el arco se mueve hacia arriba en un ángulo de 90 grados. Luego, vuelve a bajar lentamente el arco liberando la tensión de tu meñique. ¿Puedes sentir la tensión en tu pulgar cuando el arco se mueve hacia abajo? Repite este ejercicio un par de veces. ¡Recuerda mantener la muñeca quieta! Deja que los dedos hagan el trabajo. No te preocupes si la sujeción del arco sigue sintiéndose poco natural durante un tiempo. 

Ahora arrastra la mano hacia la punta del arco y vuelve a bajar sin perder la sujeción del arco. ¡Este es un desafío!

Practicar ejercicios con un lápiz

Coloca el lápiz entre el pulgar y el dedo medio, todos los demás dedos descansan naturalmente sobre el lápiz, tocando el lápiz solo en los puntos de contacto acordados.

Siempre revisa el pulgar y el meñique; deben ser redondos y relajados.

Además, existen accesorios especiales que pueden ayudar a violinistas principiantes a lograr una sujeción correcta del arco.