Almohadillas para violín y viola – ¿Cómo escoger la más adecuada?

La almohadilla de violín se ha convertido en un accesorio imprescindible para poder tocar manteniendo una posición relajada. Sin ella estaríamos obligados a mantener una postura más rígida, la cual dificultaría los cambios de posición, además de otras técnicas de la mano izquierda. La almohadilla del violín también ayuda a evitar contracturas en el cuello, hombros, brazo, etc.

¿Qué función tiene una almohadilla para violín?

La almohadilla se adhiere a la parte posterior del violín y se apoya en el hombro y la clavícula. Su propósito es doble: hace que el violín sea cómodo de tocar durante largos períodos, facilita una postura adecuada y evita lesiones. También evita que el instrumento se resbale y esto hace que el violinista mantenga una buena entonación y sea capaz de realizar cualquier golpe de arco.

¿Es necesaria la almohadilla?

Técnicamente no es necesario utilizar una almohadilla. Pero realmente hace que tocar sea mucho más cómodo. Si necesitas levantar el hombro izquierdo para sostener el violín, entonces necesitas una almohadilla.

Como es el caso de las barbadas para violín, hay muchos tipos de almohadillas para violín que puedes elegir.

Almohadilla con clip:

Estas almohadillas tienen «pies» a cada lado que se adhieren al borde del instrumento. Suelen ser ajustables tanto en términos de altura como de ángulo en el que se pueden unir a la parte posterior del instrumento. 

Almohadilla de espuma:

Se puede hacer una almohadilla de espuma casera con una esponja de espuma y una banda elástica. (Simplemente conecta la esponja a tu instrumento y listo). También hay soportes acolchados prefabricados que se adaptan al hombro, así como pequeñas almohadillas redondas y esponjas que se adhieren a la parte posterior del violín.

Abrazadera

Hecha de una pieza larga de material con ‘pies’ ajustables, este tipo de apoyo se ajusta a ambos lados del violín y se eleva lejos del cuerpo del violín. Esto brinda más opciones de altura en función de la longitud personal del cuello y la constitución del violinista. Este diseño de almohadilla para violín también viene en una variedad de estilos, con algunos simplemente apoyados contra el arco del hombro y otros bajando alrededor del omóplato y el pecho para proporcionar una opción de manos libres resistente.

Almohadilla con cámara de aire:

Este modelo consiste en un cojín inflable que se sujeta a la parte posterior del violín.

Además, es conveniente tener en cuenta ciertos factores a la hora de escoger una almohadilla para violín:

Tamaño

El tamaño de la almohadilla puede variar en función del violinista y del violín. Una almohadilla para violín debe adaptarse suavemente al hombro del violinista. Dependiendo de la forma de tu cuerpo, una almohadilla que cubra la parte superior de la espalda y sostenga bien el violín en la parte delantera será la mejor opción.

También hay otros aspectos a considerar, como la anchura de los hombros y la altura del cuello. Sin embargo, muchas almohadillas son ajustables y se pueden bajar o subir para obtener la posición correcta.

Material

La madera o el plástico se utilizan principalmente como materiales base. Sus ventajas incluyen durabilidad, peso ligero y no demasiado restrictivo, con un acabado suave y elegante. Sin embargo, como la base dura no se puede doblar para adaptarse a la forma de tu hombro (excepto en modelos muy caros), siempre están acolchados con espuma para mejorar el ajuste y la comodidad.

 

Mientras que la espuma se usa principalmente para acolchar la base para mejorar la comodidad, para los estudiantes principiantes los maestros a menudo aconsejan una esponja o una espuma de goma suave sujetada con bandas de goma.

Algunas almohadillas están hechas casi en su totalidad de caucho endurecido, aunque la mayoría de las veces encontrarás caucho en los apoyos para las patas para que el cuerpo del violín no se marque. Los apoyos de goma también son flexibles y asequibles.

El metal, de alguna manera, se presenta en muchas almohadillas debido a la versatilidad del material y su capacidad para fortalecer otros materiales. Si el cuerpo no está hecho de metal, generalmente existe la posibilidad de que los postes de las patas sí lo estén. Algunos modelos cuentan con bases de metal. Cuando se usa como base, los tipos de metal blandos y flexibles permiten a los violinistas moldear el resto a su gusto.

Elegir un material es lo más importante acerca de la comodidad. Muchos principiantes pueden encontrar pesadas ​​e incómodas las almohadillas de madera o metal. Es por eso que, para los principiantes, también se suele sugerir un plástico a base de espuma, ya que ofrece el ajuste más cómodo para el hombro.

¿Es necesario usar almohadilla?

Técnicamente no es necesario utilizar una almohadilla. Pero realmente hace que tocar sea mucho más cómodo. Si necesitas levantar el hombro izquierdo para sostener el violín, entonces necesitas una almohadilla.

No obstante, hay violinistas que no usan almohadilla para tocar, entre ellos están Anne Sophie Mutter, Jascha Heifetz e Itzhak Perlman.

¿Existen desventajas en el uso de almohadilla?

Si bien las almohadillas para los hombros son más comunes entre los violinistas de hoy, tienen algunos inconvenientes.

El mayor inconveniente es que las almohadillas tienden a amortiguar la resonancia de un violín. Cuanto mayor sea el área de contacto directo entre el violín y la almohadilla, más pronunciada será la insonorización.

La otra desventaja es que una almohadilla, si no está bien dimensionada y colocada, también puede causar una mala postura y lesiones posteriores. Idealmente, se usa una almohadilla para evitar tales cosas, así que asegúrate de elegir un dispositivo que se adapte a la forma y dimensiones únicas de tu cuerpo.